Inicio Empresas Negocio Extranjero Remesa simple

Remesa simple
¿Qué es la Remesa Simple?
La Remesa Simple es una orden del exportador a Santander para enviar letras de cambio, pagarés, recibos u otros documentos financieros para su pago o aceptación por el importador, por concepto de envío previo de mercancías.

Está dirigido a empresas con actividad exportadora / importadora que precisen realizar cobros o pagos del / al exterior y el grado de confianza entre exportador e importador sea intermedio.


¿Cómo funciona?
En el caso de una remesa simple para aceptación, sería:

- Antes o simultaneo al envío de la mercancía, el exportador emite un efecto a cargo del comprador (sólo si la confianza fuera máxima remitiría con anterioridad los bienes vendidos).

- El Banco remitente hace seguir el efecto al Banco presentador con instrucciones de recabar su aceptación.

- Una vez obtenida, el Banco presentador devuelve el efecto aceptado al Banco remitente, quien lo entrega aceptado al exportador.

En el caso de una remesa simple para cobro, la operativa es igual a la descrita, excepto la aceptación que se sustituye por el pago que recibe el banco presentador del importador y lo reembolsa al banco remitente quien a su vez la abona en la cuenta del exportador.



Sus ventajas para el importador
- Seguridad: generalmente puede revisar la mercancía para verificar que se ajusta a lo solicitado, antes de la aceptación o pago.

- Financiación: si el pago es aplazado obtiene por esta vía financiación del exportador.



Sus ventajas para el exportador
- Seguridad: si el importador rehusa pagar o aceptar puede proteger la mercancía manteniendo la posesión de la misma.

- Financiación: cuenta con documentación que prueba la venta, así como con un instrumento que facilita la financiación bancaria.



Imprimir      Más información  
Preguntas más frecuentes